Consejos de seguridad infantil en el baño

seguridad infantil en el baño

Considerar consejos de seguridad infantil en el baño, es la forma más sencilla de evitar lesiones en el cuarto de baño. Y es que, no sólo contiene elementos de riesgo que son fáciles de manipular por los niños, también es un lugar donde se pone a prueba su curiosidad para abrir armarios o cajones y descubrir todo lo que albergan.

Consejos fáciles para hacer del baño un lugar seguro y prevenir lesiones

1. Supervisión

Permanece en el baño con tu hijo mientras se baña. Asegúrate de vaciar la bañera cuando haya terminado de bañarse. Limpia los cestos de basura. Los niños pueden ahogarse en tan solo unas cuantas pulgadas de agua, si tienes que atender al llamado de la puerta o del teléfono, envuelve a tu niño en una toalla y llévalo contigo a contestar. También es importante tener todas las cosas que pueda necesitar al alcance antes de darle el baño.

2. Resbaladas y caídas

Instala franjas antideslizantes en el fondo de la tina del baño. Coloca una cubierta acolchonada sobre la llave del agua, para evitar lesiones como golpes contra el grifo. Adquiere el hábito de cerrar la tapa del inodoro y consigue un seguro para tapas de inodoro. Un niño curioso que ya camina y que intente jugar en el agua puede perder el equilibrio y caerse dentro.

Recomendado: ¿Cómo hacer del cuarto del bebé un lugar seguro?

3. Temperatura del agua

Para evitar quemaduras, ajusta la temperatura para que el agua del chorro (calentador) no salga a más de 120 °F (49 °C) para ayudar a evitar escaldaduras. En muchos casos, puede ajustar su calentador de agua para que no supere esta temperatura. Introduce el codo o la parte inferior de su muñeca en el agua y cerciórate de que se siente tibia y no caliente. Cuando tu niño ya puede girar las llaves del agua, enséñale que abra la llave del agua fría antes del agua caliente.

4. Almacenamiento de medicamentos y productos de baño

Mantén todas las medicinas en recipientes con tapas de seguridad. Sin embargo, recuerda que estas tapas son resistentes a niños, pero no totalmente a prueba de niños, así que guarda los medicamentos y cosméticos fuera del alcance en un gabinete cerrado con llave. No guardes la pasta dental, jabones, champús ni otros artículos de uso frecuente en el mismo gabinete. En cambio, guárdalos en un gabinete que no sea de fácil acceso y que tenga candado o llave.

5. Aparatos eléctricos

Si usas aparatos eléctricos en el baño, tales como secadoras de cabello y afeitadoras, asegúrese de desconectarlos y guardarlos en un gabinete con seguro cuando no estén en uso. Es mejor usarlos en otra habitación en donde no haya agua. Un electricista puede instalar enchufes de pared especiales para el cuarto de baño (interruptores de circuito con falla a tierra) que pueden disminuir la posibilidad de una lesión eléctrica cuando un aparato cae dentro del lavamanos o el agua del baño.

Seguridad del agua en el baño

Fuera de la hora del baño, proteja a su bebé de otros peligros del agua que pueden ocurrir en el baño. Los bebés pueden caerse de cabeza en el inodoro, por ejemplo, y no poder salir. Ayude a prevenir ahogamientos de las siguientes maneras:

  • Baje las tapas de los inodoros. Instale cerrojos o trancas en las tapas de todos los inodoros para evitar que los deditos curiosos las levanten.
  • Usar la supervisión táctil. Tenga a mano una toalla y los demás implementos para el baño de modo que pueda tener una mano sujetando al bebé en todo momento.
  • Los bebés se pueden ahogar en tan poco como 1 o 2 pulgadas de agua (1,54 o 5,08 cm). Puede pasar en silencio y en pocos segundos. Los bebés no tienen buen control del cuello y de sus músculos. Si incluso una pequeña cantidad de agua cubriera su nariz y su boca, no podrán respirar.
  • Saque el tapón de la tina. No olvide quitar el tapón del desagüe de la tina cuando no se esté usando para evitar que se llene si un niño abriera el grifo.
  • Mantenga cerrada la puerta del baño. A modo de protección adicional de seguridad, use cerrojos o cubiertas de pestillo para mantener cerrados (con llave) los baños.

El momento del baño puede ser una estupenda forma de compartir un rato entrañable con los niños y de diversión. Sin embargo, siempre hemos de estar alerta porque el niño está lleno de curiosidad y querrá abrir el grifo, apretar el botón de la cisterna del inodoro o descubrir ese nuevo bote de crema que nos ha visto dejar sobre la encimera del lavabo.

La prevención y la adaptación del espacio a las necesidades de nuestros hijos son nuestros mejores aliados para que el baño y el resto de la casa no se convierta en un lugar de peligro para los niños sino de disfrute y relajación.

Para más información acerca de las mallas de seguridad para niños, haz click aquí.

Esperamos que este breve artículo sobre: Consejos de seguridad infantil en el baño, te haya ayudado. En todo caso, si necesitas más información o contactar a nuestros expertos puedes hacerlo a través de WhatsApp haciendo clic aquí. De igual forma te invitamos a seguirnos en Facebook y en Instagram.

Start typing and press Enter to search