¿Cómo hacer del cuarto del bebé un lugar seguro?

Hacer del cuarto del bebé un lugar seguro

Hacer del cuarto del bebé un lugar seguro, es de los primeros retos que se nos presentan con la llegada de un nuevo miembro a la familia.

Todos los hogares son diferentes, y no hay lista de chequeo que sea totalmente completa o apropiada para todos los hogares; sin embargo, reunimos detalles esenciales para garantizar que las habitaciones de tu hogar sean seguras para tu niño.

Cambiador

Aunque algunos cambiadores facilitan vestir y cambiar el pañal de su bebé, una caída de una superficie alta puede ser grave. No confíe su vigilancia solamente para prevenir caídas, debe también seguir las siguientes recomendaciones.

  • Elija un cambiador firme y estable con una reja o baranda de protección de los cuatro lados de por lo menos 2 pulgadas (5 cm).
  • El acolchado que va encima del cambiador debe ser cóncavo, de forma que el medio sea un poco más bajo que los lados.
  • Abroche el cinturón (cinta) de seguridad, pero no se confíe solamente en eso para mantener al bebé seguro. Mantenga siempre una mano sobre su bebé. Nunca deje a un niño sin supervisión en el cambiador, ni por siquiera un momento, incluso si están abrochados.
  • Mantenga los artículos necesarios para cambiar el pañal a su alcance, pero fuera del alcance de los niños, para no tener que dejar al niño solo cuando los necesita. Nunca deje que el niño juegue con un envase de talco. Si lo abre y lo sacude, pudiera inhalar las partículas del talco, que pueden ocasionar daños a sus pulmones.
  • Si usa pañales desechables, manténgalos fuera del alcance del niño y cúbralos con ropa cuando los tiene puesto. Los niños pueden asfixiarse con los pedazos de plástico que logren rasgar del forro y se traguen.

También te puede interesar: Medidas de seguridad que las escuelas debentener para tus hijos.

¿Cómo prevenir la asfixia?

  • No utilice talco para bebés en su bebé. Si lo inhala, el polvo que contiene el talco puede causar daño grave a sus pulmones y causar problemas de respiración en los bebés.
  • Mantenga la cuna libre de objetos pequeños (pines o ganchos de seguridad, piezas pequeñas de juguetes) que se puedan tragar.
  • Nuca deje una bolsa plástica o envolturas que su bebé pueda alcanzar (asir).
  • No permita que su bebé duerma en la cama con usted. Manténgalo en su cuna.
  • En lugar de usar mantas sueltas en las que su bebé se pueda enredar, vístalo de manera apropiada con ropa para dormir (como mantas para vestir o un saco de dormir).
  • No permita que su bebé duerma boca abajo, ni tampoco que duerma en un edredón muy suave o almohada. Ponga a su bebé a dormir boca arriba solamente.

Collares y cuerdas (cordones)

  • No deje que ninguna cuerda o cordón cuelguen sobre la cuna o cerca de esta.
  • No fije o sujete chupetes, medallones o cualquier otro objeto a la cuna o al cuerpo del niño con un cordón (cuerda).
  • No coloque un collar, cordel o cadena en el cuello del bebé.
  • No use ropa que tenga cordones.

Cunas

Generalmente su bebé está solo y sin supervisión cuando está en su cuna, así que esta debe ser un lugar totalmente seguro para él o ella. Las caídas son las lesiones más comunes asociadas con las cunas, aunque son las más fáciles de prevenir. Los niños tienen más probabilidad de caerse de la cuna cuando el colchón está a un nivel muy alto para su estatura, o no se ha bajado de acuerdo con el crecimiento.

  • Los espacios entre las barandillas no deben ser de más de 2 3/8 pulgadas (6 cm) para que la cabeza del niño no pueda quedar atrapada en ellos.
  • El cabecero y el «piecero» no deben tener recortes o diseños huecos (decorativos) en los cuales los brazos o la cabeza del bebé puedan quedar atrapados.
  • Si la cuna tiene postes esquineros, estos deben estar al mismo nivel de los costados posteriores, o deben de ser bien altos (como los postes de una cama con baldaquino).
  • Los tornillos, pernos, tuercas o piezas plásticas y otros materiales de soporte deben de estar instalados y ser parte original del ensamblaje. Nunca sustituya las piezas originales con algo que consiga en una ferretería; las piezas de repuesto las debe obtener del fabricante.
  • Antes de proceder con el ensamble y semanalmente después, inspeccione la cuna para asegurarse de que está en buen estado y que no le faltan piezas o estén flojas o que no tenga bordes irregulares o afilados.

Si estás interesado/a en brindar mayor seguridad a tus espacios, puedes solicitar la instalación de tus mallas de seguridad para niños aquí.

Otras recomendaciones

  • Si el cuarto tiene ventanas es importante que la cuna, y más adelante la cama, esté lo más alejada posible de este lugar. Sin embargo, una excelente opción son las mallas de seguridad para niños.
  • Intenta comprar armarios, gaveteros y muebles cuyas esquinas sean redondas, pero si no los consigues protege estas partes con alguna goma.
  • Los armarios y gavetas deben contar con trabas de seguridad para que los peques no puedan abrirlos.
  • Al igual que el resto de la casa, si en su cuarto hay enchufes los mismos deberán estar correctamente tapados.
  • Al menos durante los primeros meses de vida, no permitas que el pequeño duerma con almohada ni ningún tipo de muñeco o peluche en su cuna.
  • Los juguetes que el bebé tiene a su disposición deben ser adecuados para su edad y realizados con materiales no tóxicos.

Esperamos que este breve artículo sobre: ¿Cómo hacer del cuarto del bebé un lugar seguro?, te haya ayudado. En todo caso, si necesitas más información o contactar a nuestros expertos puedes hacerlo a través de WhatsApp haciendo clic aquí. De igual forma te invitamos a seguirnos en Facebook y en Instagram.

This post has one comment

Comments are closed.

Start typing and press Enter to search